lunes, 4 de febrero de 2013

30. GIRLS, naturally interesting.



En esta entrada no voy a hablar de un libro, lo dejaré para la próxima porque si no hablo de Girls, reviento. Estaba cocinando con la tele haciendo ruido de fondo cuando dieron los ganadores de los globos de oro de este año y algo llamó mi atención. Girls. No sabía ni que que existía y eso, en lo que concierne a mí y a las series de televisión, era algo inaudito. Porque chic@s, a parte de escribir, leer y scrapear otra de mis aficiones es ver series de televisión (americanas e inglesas en su gran mayoría). No entendía cómo se me había podido pasar una ganadora de globos de oro así que me puse manos a la obra a investigar. Debo confesar que me desperté de golpe, me fascinó desde el primer minuto. Y eso de despertar fue casi literal. Sábado en pijama, la taza de café caliente, la tostada, bajo la manta delante de la tele, le doy al play y allí estaban Hannah y las chicas inundando mi salón con sus personalidades y sus neuras. 
¿Cómo os lo podría explicar? Girls es la versión hipster de Sexo en Nueva York. La serie narra las vivencias de un grupo de cuatro veinteañeras acabadas de salir de la universidad y sus vicisitudes para enfrentarse a la vida real en la ciudad de Nueva York. Todo ello sin el glamour de su serie predecesora, cosa que se agradece. Los personajes son mucho más reales, más de carne y hueso y la protagonista es magistral.   


 

Volvamos a la escena con la que abría la entrada. Yo misma desayunando enfrente de la tele un sábado por la mañana. Y Hannah. Hannah es una escritora en ciernes, "la voz de su generación o una voz en alguna generación". Trabaja como becaria en una editorial y no cobra nada, pero escribe. Sus padres deciden retirarle la asignación mensual que le daban para mantenerla en Nueva York y entonces Hannah tiene que enfrentarse al mundo sin la ayuda económica de sus padres. Decide pedir trabajo remunerado en la editorial donde hace de becaria pero la despiden. Y ahí empieza su aventura vital. Hannah no se amedrenta. Su personaje profundamente neurótico consigue sobrevivir gracias al apoyo de sus amigas, un "amigo con derecho a roce" bastante extraño y su anhelo de continuar creando. Hannah trasmite una seguridad tan grande, una personalidad tan peculiar que te olvidas de que es una chica con sobrepeso fuera del canon de belleza de cualquier serie que se precie. Su humor mordaz e irónico le confiere de un aura especial. 
Me recordó un poco a mí y deseé ser ella. A veces cuesta conectar con las actrices que salen porque no son físicamente reales, no son personas de carne y hueso y cuando alguien rellenito sale a menudo es en una comedia o para hacer una gracia sin transcendencia. Hannah consigue convertirse en la voz de una generación, de una parte de la juventud. Me hizo sentir a gusto con mi cuerpo y no tuve la necesidad imperiosa de ponerme a dieta tras ver el primer episodio. La sentí muy normal, muy real y era, extrañamente, una sensación novedosa para mí. Personalmente pienso que es el alma de la serie (además la actriz también es la escritora y directora del show). Total admiración por Lena Dunham. Yo de mayor quiero ser como ella. 
Los demás personajes son sensacionales. Comenzando por el "novio" Adam que es un actor muy "peculiar" por definirlo de alguna manera porque hay que verlo para creerlo; Marnie, la mejor amiga de Hannah, aburrida de un novio atento y perfecto al que le da pena dejar; Jessa, la bohemia y promiscua viajera; y Shoshannah, la virgen y púdica prima de Jessa admiradora de Sexo en Nueva York. El guiño a la mítica serie existe pero Girls hay que verla igualmente. De verdad que os la recomiendo. 
No todas las críticas han sido buenas. Hay quien la ha acusado de ser racista por no incluir a ningún actor de otra etnia y de oportunista porque las actrices son todas "niñas de papá", hijas de famosos y que por eso se dice que la serie ha tenido un éxito tan arrollador. Críticas aparte me gusta la serie. Pasé la mañana riéndome mientras veía Girls. Hacía tiempo que no veía nada tan diferente y fresco porque, la verdad sea dicha, las series están degenerando por momentos. No es fácil que algo te sorprenda y, a mí, Girls, me sorprendió. 



3 comentarios:

Tana dijo...

Tiene buena pinta... Si encuentro dónde poder verla original pero subtitulada..., o doblada; en todo caso no estoy preparada para verla sin ayuda, mi nivel de inglés no es tan bueno ;)
Petonets ♥

Francisco Arsis dijo...

Sigo tu blog siempre que puedo Érie, a pesar del poco tiempo de que dispongo, ya que tus post resultan interesantísimos. Y qué decir de tus reseñas :o)
Comparto tu anuncio del sorteo en mi muro. Un afectuoso saludo :o)

Érie Bernal dijo...

Tana te gustara. En cuanto puedas hazte con ella!! Bsos!!

Gracias Francisco por tus bonitas palabras!! Yo sigo disfrutando de tu libro. Un abrazo!!