lunes, 28 de mayo de 2012

10. Black Mirror y la tiranía de la tecnología


Tengo una máxima en la vida: Cuando tres personas de diferentes entornos de mi vida me recomiendan algo, es que vale la pena echarle un ojo. Así cuando varias personas me recomendaron Black Mirror no dudé en comprobar si la serie era tan buena como decían. Y creo que las recomendaciones se quedaron cortas. Black Mirror es sublime, de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo. Y es que te da una bofetada en toda regla en cada uno de sus tres episodios. La serie presenta un futuro británico distópico donde se muestran las consecuencias de la tecnología en la humanidad. El título Black Mirror (Espejo Negro) hace referencia a todas las pantallas que nos invaden y que poco a poco se han hecho dueñas de nuestras vidas.Hasta ahora las distopías que habían caído en mis manos eran futuros inciertos, lejanos… pero Black Mirror es tan cercana a nuestra realidad que da miedo. Se te queda un mal cuerpo después de cada episodio que te hace reflexionar sobre el uso excesivo y dependiente que tenemos de la tecnología. Egoístamente sonreí al final de la serie por mi resistencia a comprarme un Smartphone y a utilizar el whatsapp. Una última resistencia simbólica ya que mi casa está llena de electrónica que "facilita" mi vida pero que me esclaviza al mismo tiempo. 

Los tres capítulos, independientes entre sí, tienen un hilo argumental que los une: la tecnología y cómo nos tiraniza en nuestra rutina diaria seamos conscientes de ello o no.
Episodios:

The National Anthem: Una dura crítica a la política y el gobierno. Han secuestrado a la princesa Susannah pero los secuestradores lejos de pedir un rescate por la querida princesa, demandan que el Primer Ministro mantenga relaciones sexuales completas con un cerdo en directo en la televisión nacional. No dan espacio a negociaciones ni opciones alternativas. El vídeo que fue subido a Youtube se ha filtrado a Twitter y eso que fue interceptado por el gobierno a los nueve minutos de su publicación en la red social. El Primer Ministro al final se ve forzado a realizar el acto ante la atenta mirada de la audiencia que, a pesar de la repulsión, aguantan el macabro programa por una mezcla entre morbo y el sentido de la “historia”. La revelación final es impactante y denuncia cómo se nos escapan detalles fundamentales de la vida por estar ante una pantalla de televisión.
15 Million Merits: El segundo episodio es el que más me ha gustado. De tono más pausado narra la historia de amor en una sociedad que vive a través de sus avatares, porno y superficialidad. Han perdido la noción de profundidad, de lo que es real y de la individualidad. Los protagonistas pedalean ante pantallas por conseguir merits, que es como dinero virtual, que intercambian por comida, mejoras en sus avatares y pagar las multas que implica rechazar ver ciertos programas de televisión. Con 15 millones de merits pueden comprar una audición en el programa Hot Shoots (una parodia de X-Factor). Bing tiene los merits pero se los cede a Abi, una chica de la que se enamora por tener una voz única. Los personajes acaban siendo muñecos rotos que venden su alma por reconocimiento y popularidad. ¿No os es una historia extrañamente familiar? 

The Entire History of You: En este episodio la gente ya no necesita recordar. Tiene implantado un chip llamado Grano que le permite grabar todo lo que vive con la posibilidad de descargar las imágenes en la televisión y revivirlo todo de nuevo con zoom, pausas y en HD. Las interacciones se analizan hasta la saciedad, hasta que no hay menor duda de lo que ha sucedido. Aunque esta aplicación no los hace más felices. Liam, el protagonista del episodio, vive obsesionado por descubrir un secreto que le oculta su mujer. Su obsesión le lleva a casi la locura analizando cada detalle de una cena donde su mujer se reencuentra con un antiguo novio. Y tirando, tirando de la manta; Liam acaba descubriendo la verdad, una verdad que se le hace dolorosa y acaba con su matrimonio y con su manera de vivir el mundo.
No me cabe más que recomendaros encarecidamente que veáis Black Mirror. Os abrirá los ojos a una realidad que tenemos a la vuelta de la esquina y os hará replantearos muchas cosas, cosas que, hasta ahora, no les habíais dado la menor importancia. 


8 comentarios:

Alicia Pérez Gil dijo...

Me llena de orgullo y satisfacción estar en tu entorno, haber recomendado Black Mirror y que te haya gustado tanto.

Muy buen análisis, por supuesto.

¡Qué bien empezar así el lunes!

Jesús Guzmán dijo...

Ya me habían comentado esta serie. Ahora mismo no recuerdo quién, y me entraron ganas de verla. ¿Desde dónde se puede ver, y a ser posible que no sea en Ingles...? XD Muy buena entrada Esther, felicidades!! :)

Píramo dijo...

Gracias por la recomendación, aunque con la televisión,inevitablemente, debo procrastinar.

Érie Bernal dijo...

Gracias Alicia por tus palabras, por estar en mi entorno y recomendarme Black Mirror. La he disfrutado un montón!!

Érie Bernal dijo...

TIENES QUE VERLA!! ES GENIAL!! Creo que la puedes encontrar en http://www.seriesyonkis.com/serie/black-mirror

Ya me dirás qué te parece cuando la veas. Me alegro que te haya gustado mi entrada XD

Érie Bernal dijo...

Píramo pues creo que en este caso no deberías procrastinar. Black Mirror es una obra maestra digna de ver y reflexionar. Es como un buen libro pero con imágenes. ;-) Dale una oportunidad que no te defraudará.

Marilyn Recio dijo...

Interesante propuesta! Un placer visitarte y leerte. Muy interesante tu blog. Hasta muy pronto!
http://cuentosdensueno.blogspot.com
http://a212grados.blogspot.com

Érie Bernal dijo...

Bienvenida Marilyn!! Gracias por leerme y pasarte por mi blog. Me alegro que te guste. Ya te haré una visita a los tuyos en cuanto tenga un rato...;-)